¡QUE AGASAJO!

42

La verdad conducir al lado de este galanazo y actorazo fue un verdadero privilegio y cuando salió vestido de charro, los gritos de las mujeres no se hicieron esperar. Pero además es un extraordinario compañero, siempre alabando mis cambios de ropa, agradeciendo al público su cariño y además, respetando profundamente el trabajo que cada uno de los gruperos hacía en el escenario. Estaba muy emocionado de participar en este evento y eso me conmovió muchísimo.