¡SE ME CAIAN LOS CHONINOS!

38

Cada vez que Eduardo me abrazaba o me daba un beso la mera verdad se me caían los choninos como yoyo porque después de estarlo viendo diariamente en la telenovela jamás ni en mi sueño más guajiro pensé que seríamos compañeros de conducción en la entrega de Premios Furia Musical.