Bronco cabalga en el Auditorio Nacional

Por: Blanca Martínez

La noche del domingo 8 de diciembre el Grupo Bronco volvió a llenar el Auditorio Nacional.

Es increíble como tienen un público cautivo y como han logrado reinventarse. Gran acierto de Lupe Esparza incluir a la sangre nueva, sus hijos José Adan y René Esparza , Javier Cantú hijo de uno de los Barón de Apodaca y por supuesto Ramiro Delgado Junior hijo de Ramiro Delgado.

Le pese a quien le pese el alma de Bronco se llama José Guadalupe Esparza Jiménez, este negro que ha compuesto infinidad de canciones que lo mismo van del romanticismo puro hasta cumbias chuscas que nos hacen bailar, canciones infantiles, cachondas, en fin, que es un compositor muy versátil y su presencia escénica, su forma de moverse en el escenario, de tocar el bajo, de cantar, la manera en que matiza y frasea las canciones lo hacen único. Su estilo es inconfundible y llena el escenario con sólo pararse, pero es tan humilde que deja crecer a la sangre nueva, se pone atrás de ellos con esa humildad que lo caracteriza, y no es porque sean sus hijos, eso es aparte, Lupe siempre ha sido un hombre muy sencillo.

Pero claro que se siente orgulloso de sus potrillos, y tiene por qué estarlo, porque tanto José Adán como René han demostrado que no lo hurtan, lo heredan y le han dado una frescura a Bronco que hay que reconocerles.

Pero además una producción espectacular, moderna, fresca y un show que fascinó al público. A mí en particular me gustaron muchísimo las imágenes proyectadas en la pantalla y en cuanto entré al camerino de Bronco después del concierto pregunté quien había sido el creador de todo ese numerito y resulta que fue Gil Cerezo de Kinky.

Tuvieron varios invitados pero sin duda alguna y con todo respeto para todos Bronco es Bronco.

Canciones clásicas y canciones nuevas fueron coreadas por un público adulto y un público joven, no cabe duda que la combinación entre la experiencia de Lupe y la juventud de la sangre nueva es muy buena.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando cantaron amigo Bronco de la autoría de Gil Rivera ya que antes de interpretarla en las pantallas vimos la imagen de José Luis Villarreal “Choche”.

Y Bronco no niega la cruz de su parroquia, entre los invitados estaba la guapísima Sandra Echeverría con quien cantaron el tema “Adoro” de Armando Manzanero y por supuesto cada uno de ellos halagó a la excelente actriz y cantante.

Y qué gusto ver en el camerino de Bronco a Pepe Dominguez, parte clave en el éxito de Bronco. Y también a Daniel Mireles ejecutivo de Fonovisa con el que también trabajamos mucho en Estados Unidos.

Encontrarme con Mary Carmen Grimaldo también fue maravilloso, gracias por todas las atenciones a ella y a Adriana Castro.

Tenía mucho tiempo sin ver a Bronco en un escenario y me encantó verlos así, con tanto éxito, amados por su público y por un público nuevo!!!

La historia de Bronco, siempre lo he dicho, es inspiracional, nunca quitaron el dedo del renglón aunque en aquellos tiempos nadie creía en ellos, batallaron muchísimo para lograr todo lo que han logrado y me siento verdaderamente agradecida con ellos y muy orgullosa de haber formado parte de esa maravillosa historia.

Me llevaron por un viaje al pasado, recordé miles de anécdotas que vivivimos juntos y fue maravilloso verlos abrir el concierto con ese tema que fue clave en su carrera de la autoría de Lupe Esparza: “Sergio El Bailador”.

Temas como “Quiéreme como te quiero”, “Te quise una vez”, “Nunca voy a olvidarte” del maestro Roberto Belester y un popurrí que siem-pre me ha encantado y que incluye los temas: “Corazón Bandido”, “Botas y sombrero” y “La Regañona”.

Es una fregonería ver un concierto de alguien cuando te sabes la historia que hay detrás de la canción y cuando estuviste presente en la grabación de los videos. ¡Qué chulada!

“Corazón Duro”, “Mírenla”, “Nayla”, “El Sherif de Chocolate y Los Castigados”.

Por su desde claro que no podía faltar “El Golpe Traidor”, “Doctor” de los temas nuevos donde apareció en el escenario Raúl Roma de Río Roma.

“Oro” de Miguel Luna, Pastillas de amnesia de Aníbal Pastor, A qué le tiramos, Estoy a punto, Voy a tumbar la casita de Humberto Galindo fue el tema en el que apareció en el escenario Raúl Sandoval, quien es el personaje de Ramiro Delgado en la Bio serie de Bronco.

La emoción de Raúl Sandoval era más que evidente y es que cantar con Bronco en su mismo escenario es un privilegio.

Cabe mencionar que este tema lo grabaron a dueto con Ricky Muñoz de Intocable.

Me encantó el tema “Alguien mejor que yo”, obvio no podía faltar “Dos mujeres”, “Grande de caderas”, “Libros tontos”, “Aunque no me quieras” y uno de los temas que más me gusta de Bronco, quizá el primer tema erótico que grabaron, de Demetrio Vite “Un fin de semana”.

Luego cantaron con Kinky Zapatos de Tacón.

Echame a mí la culpa, Quiero perderme, también de lo nuevo, el tema que es icónico en su carrera: “No nos vamos a olvidar”, “Que te han visto llorar”, “Si te vuelves a enamorar” y por supuesto cerraron el concierto con el tema “Que no quede huella” que cada vez que lo escucho me pone la piel chinita. Este tema lo cantaron con Leo de Lozanne.

Y con todo respeto, ese tema es un tema de BRONCO que en mi muy humilde opinión me gusta escucharlo solamente con BRONCO.

Bronco sigue a todo galope cabalgando con su música, su estilo y ese brío que siempre han tenido y estoy segura que seguirán conquistando muchos países que antes no pudieron visitar.

Los amo.