¡CON MI ADORADO POTRILLO EN EL AUDITORIO NACIONAL!

Ya se imaginarán que por su desde claro cuando tomaron estas fotos mis choninos estaban ¡en el piso! LITERALMENTE. ¡Qué nerviosa se pone uno cuando tiene al Potrillo cerca, la mera verdad, pero es un Rey. Un hombre con una gran calidad humana, una sonrisa que mata y esos ojos hermosos que cuando parpadea ¡bueno! ¿cómo les explico?


El caso es que tuve el privilegio de ir con mi adorada Verónica Castro a ver a mi Potri amado y ¡qué concierto!, sinceramente Alejandro Fernández es el mejor cantante que tiene nuestro país y que ha llevado el nombre de México muy pero muy en alto. Cantó, como acostumbra, más de tres horas, porque para él, cantar es un placer, y la verdad cuando sale con su traje de charro y luego con unos pantalones de piel pegaditos , pegaditos ¡ya se imaginarán! ¡el paquete a todo lo que da! ¡QUE BARBARO! es un tremendo agasajo auditivo y visual, porque qué galanazo y qué manera de volver locas a las mujeres.

La verdad le gritamos ¡de todo! piropos de todos los colores y sabores y no era para menos porque dio un concierto en el que se entregó completamente. Este hombre entrega el alma cada vez que canta….Y aquí estoy lombriz como una feliz disfrutando de sus apapachos y,cómo no, apapachándolo yo también. ¡Lo adorooooooooooooooo!