FUSIONAN TALENTOS ARMANDO MANZANERO Y FRANCISCO CESPEDES EN MAGICA VELADA EN EL AUDITORIO TELMEX

Armandomanzanero250-1101251

El mexicano Armando Manzanero y el cubano Francisco Céspedes fusionaron sus voces y sus talentos para inmortalizar la mágica velada que ofrecieron este jueves en el Auditorio Telmex, la cual estuvo cargada de romanticismo y emotividad.

A las 21:03 ingresó al escenario el cubano Cristian Alejandro para abrir el espectáculo con “Volver a tenerte” y “Dame tu amor”, y enseguida salió a cantar Juan Pablo Manzanero, hijo del compositor yucateco.

Juan Pablo interpretó cuatro temas, entre ellos uno que convirtió en éxito su padre, “Somos novios”, y antes de despedirse dijo que son más los mexicanos que quieren y ofreció una composición suya que habla de amor y paz en México: “Ven”.

A las 21:33 horas la música sonó con nivel bajo y aparecieron con traje blanco Francisco Céspedes y con traje negro Armando Manzanero. Ambos comenzaron a bromear entre ellos cuando simularon hablar por celular y brindaron a dueto “Todo es un misterio”.

En una sala sobre el escenario, Pancho cantó “Dónde está la vida”. Los dos interactuaron con el público, incluso unos instantes bailaron abrazados durante la velada que estuvo impregnada de su buen sentido del humor.

Enseguida el yucateco brindó “Adoro” y a dueto entonaron “Te extraño”. Después Armando cantó “Esperaré”, mientras que Pancho tocó un poco el piano, e improvisaron y cambiaron las letras para hacer alusión a las bellas tapatías y a la ciudad de Guadalajara.

Ambos ofrecieron “Si tú ya no estás”. Posteriormente Céspedes complació a los presentes con “Contigo aprendí”, y Manzanero cimbró los sentimientos al interpretar un tema del isleño, “Quédate más”, en el que Pancho no pudo contener las lágrimas y lloró, y al final se dieron un fuerte abrazo.

Los jaliscienses se deleitaron con el romanticismo y buen ritmo interpretados por Pancho, con “Remolino”, y Manzanero con “Nos hizo falta tiempo”.

Pancho resaltó que la ciudad más mexicana del país es Guadalajara y les dedicó a las muchachas que pronto serán mayores “Señora”, y ambos pusieron a cantar a los miles de asistentes con “No sé tú”.

La parejas presentes se envolvieron en una burbuja de amor cuando Céspedes cantó “Será que hoy” y “Parece que”, y cuando Manzanero ejecutó “Esta tarde vi llover” y “Voy a apagar la luz”, de esta última dijo que tiene 52 años en el gusto de la gente.

La sorpresa de la noche fue cuando entre bromas Pancho salió unos instantes del escenario porque según habían llegado unas mujeres, pero regresó con Carlos Cuevas, quien interpretó el tema de Céspedes, “Esta vida loca”.

Cuevas dijo que Manzanero es el último baluarte del romanticismo para el mundo y cantó “Como yo te amé” y “Tres palabras”.

Dos pantallas gigantes colocadas a los extremos del escenario dieron detalles de los movimientos y gestos de los maestros y el romanticismo creció cuando el cubano brindó “Ya no es lo mismo” y Armando su éxito “Por debajo de la mesa”.

Pancho platicó cómo le compuso una canción a su hija cuando tenía 14 años y le gustaba otro niño, y ofreció “A veces”. Ambos terminaron la velada con “No”.

La gente pidió más y Céspedes regresó para cantar “Morena”, mientras que Manzanero no se fue antes de deleitar con “Nada personal” y “Se te olvida”, para ser ovacionados por los miles de asistentes.

Armando Manzanero y Francisco Céspedes amalgamaron sus almas para hacer inolvidable esta velada llena de romanticismo y emotividad.

Fuente: omg.yahoo.com…