BRAIN HUNTERS celebrará su 15 aniversario a más de 200 metros de altura en CETRO (WTC CDMX)

El DJ y productor mexicano Brain Hunters celebrará 15 años de carrera en todo lo alto. El exponente de la música electrónica grabó el set “Nois3 to meet you” desde el rooftop del World Trade Center de la CDMX, a más de 200 metros y 44 pisos de altura, mismo que será proyectado en varias pantallas al rededor de la ciudad, en todo el complejo de WTC y por internet podrán disfrutarlo a las 21 hrs.

Dos semanas antes, el jueves 26 de agosto, la publicidad del evento será proyectada en las mismas pantallas, además de otras estratégicas de varias plazas de la ciudad.

Comprometido con la innovación, Brain Hunters será el primer DJ que realiza semejante hazaña. Para documentarlo, los medios de comunicación se les asignará un lugar aledaño al World Trade Center, para que puedan recoger las tomas más espectaculares del set.

El World Trade Center es uno de los rascacielos más icónicos de la Ciudad de México. Su construcción comenzó en 1966 y por diferentes razones, no concluyó hasta 1994. Originalmente sería un hotel, pero nunca cumplió esa función.

Ha alojado conciertos, como fue el caso de The Police, que se presentó en el piso 40 en los años 80 y la agrupación neoyorkina Interpol, que en 2005 actuó en uno de los salones de convenciones. Fue tanta la energía que el público proyectó, que se temió por la estructura y el segundo concierto de la banda se pasó al Palacio de los Deportes.

Brain Hunters se convierte en el primer artista de música electrónica que graba un set desde la cúspide de la construcción, en cuya cima se ubica el icónico restaurante giratorio.

¿QUIÉN ES BRAIN HUNTERS?

Decía Confucio que buscaras un trabajo que te hiciera feliz y así no tendrías que trabajar un solo día de tu vida. Para el DJ mexicano Alfonso Zambrano, aka Brain Hunters, la sentencia del filósofo chino es una realidad.

Desde que tenía 13 años se enamoró de la música electrónica. Fueron los alumnos de su padre –un reconocido ingeniero geofísico– quienes lo introdujeron en ese mundo. Tanto se apasionó que aun siendo menor de edad comenzó a tocar en raves underground.

Era un DJ precoz, que si bien despertaba suspicacias por su edad, se adueñaba de las pistas apenas se colocaba detrás de las tornamesas.

Entonces vino la máxima de Confucio, porque Brain Hunters quiso estudiar profesionalmente producción musical, igual que muchos de los DJ’s a los que admiraba.

Así que investigó en Internet y se enteró que en España, específicamente en el SAE Institute, podría cursar la carrera.

“Fue todo un pleito familiar”, recuerda. “Ya te imaginarás que a mi papá, como ingeniero geofísico, le parecía que yo me dedicara a la música. ¿Estás loco?, me dijo.”

Atravesó el Atlántico. Con los ahorros que había reunido como DJ y el apoyo de sus padres pagó el viaje y se licenció como Ingeniero en Audio y Productor.

De ahí no ha parado. Sus producciones de Psy Trance, Mid tempo, Dubstep y Trap le han generado una notable reputación en el medio. Sus mezclas sumamente energéticas y poderosas, como su personalidad, lo han llevado a presentarse en clubes de Europa, Asia, África y diferentes países del continente americano.

TIENE SU PROPIO LABEL

Además, es cofundador del sello Global Army Music y más de 50 tracks de su autoría han sido publicados alrededor del mundo en formatos físicos y digitales.

Fue el primer DJ mexicano en presentarse en del reconocido Festival Tomorrowland en Bélgica, en 2016. Pero también lo ha hecho en otros como EDC, Daydream, Medusa, Godbless, Freedom, Atmosphere Festival y Equinox Festival.

Pero además de la música, Brain Hunters tiene otra pasión con tan mala fama como la música: los videojuegos.

“Siempre han estado ahí. El primero que me engancho fue Mario 64. Cuando salió Playstation fue Metal Gear. Me gustan los juegos que tienen historia, acción y un poco de drama. Obviamente, también me apasionan los shooters. Tengo muchos años jugando Call of Duty”, comenta.

De ahí que se le ocurriera unir esas dos actividades en una misma. A partir del año 2021, comenzó a realizar streams especiales en los que jugará con sus fans, compartirá algunos de sus tracks y responderá dudas acerca del universo de la música electrónica.

Como una forma de hacer más divertido el tiempo para él y para sus seguidores, aprovechará las herramientas tecnológicas de las que dispone.

Porque como buen ingeniero, Brain Hunters es un geek.

“Una de mis grandes influencias es Deadmau5, que cumple años el mismo día que yo. Él está súper relacionado con los videojuegos, así que fue mi inspiración”.

EL ARMADO DE SU COMPUTADORA

El primer reto que tuvo que superar fue armar su propia computadora. La que cumpliera con las especificaciones técnicas que le permitieran hacer un stream de altísima calidad.

Dos meses se tardó en encontrar todas las piezas en diferentes tiendas en línea. Una auténtica cacería de partes.

“Voy a crear mi propio monstruo para jugar videojuegos, hacer mis visuales para cuando toque y obviamente, producir mi música. Para hacer la mía, me basé mucho en una computadora de diseño gráfico y de video, porque son las que más exigen”, abunda el productor.

Lo más difícil es que algunas de esas piezas apenas permanecían unos minutos en Amazon o Mercado Libre y no las alcanzaba a comprar. Pero al final lo logró.

Prueba de ello es el track Maz-e, que lanzó este año y en el que por primera vez se hace acompañar de una cantante, se trata de Ingrid Löw.

“Mis amigos decían que mi música era muy acelerada, muy para festival y que me faltaba algo como para que lo pudieran escuchar en su auto”, explica. “La pandemia me ha acomodado muy bien las ideas, musicalmente hablando. A Ingrid la conocí por unos amigos y creo que aunque en un principio pensó que estaba loco, al final captó por dónde iba el tema y quedó muy bien”.

Los streams con Brain Hunters los podrás seguir a través de Facebook, y para más información a través de su página oficial y en redes sociales.

  • Junior Klan
  • Luis Alberto Fernández Contrataciones en México
  • Giovanny Ayala x Jonatan Sanchez
  • Luis Alberto Fernández