¡CUERPAZO EL DEL POTRI!

Lo ví mejor que nunca, con tremendo cuerpazo y claro que le dije: ¿A cómo el kilo de brazo? y se atacó de la risa.