KATY PERRY admite que sus fans le rompieron el corazón

Katy Perry habló con franqueza sobre sus problemas de salud mental y las presiones de complacer a sus admiradores en una emotiva entrevista con Vogue Australia.

La estrella del pop admitió que le hirió la reacción a algunas de sus presentaciones artísticas en 2017.

“Tuve ataques de depresión situacional y mi corazón se rompió el año pasado”, dijo.

“Sin saberlo, le di tanto valor a la reacción del público, y el público no reaccionó de la manera en que esperaba … eso me rompió el corazón”.

En junio de 2017, invitó a las cámaras a transmitir su vida en vivo durante 72 horas seguidas desde una casa de Los Ángeles para promocionar su álbum, Witness.

También fue ridiculizada por lo que algunos tweets denominan movimientos de baile “cringe-worthy” en Saturday Night Live junto al grupo de rap Migos.

Perry explicó que decidió pasar una semana en The Hoffman Institute en enero de 2017, participando en un programa de crecimiento personal que busca identificar conductas negativas.

“Estaba lista para dejar ir todo lo que me impedía ser mi yo supremo”, dijo.

La cantante de “Bon Apetit” dijo que vio a los amigos regresar del curso “rejuvenecidos”, y sintió que era hora de buscar ayuda ella misma.

“Hay muchas personas que se automedican y huyen continuamente de sus realidades, negación, abstinencia”, dijo. “Lo hice durante mucho, mucho tiempo también”.

Perry también se refirió a su regreso a la espiritualidad, citando al Papa Francisco como un “rebelde por Jesús” y diciendo que nunca dejó a Dios, a pesar de las oraciones de su madre para que ella regrese a él.

  • Nelson Kanzela
  • Junior Klan