¡SIEMPRE SERÁS ETERNO, JOAN SEBASTIAN!

Por: Blanca Martínez

Hoy se cumple el tercer aniversario luctuoso del Poeta de los ojos verde jade, del Rey del Jaripeo, del Huracán del Sur.

Y te escribo directamente a ti, Joan Sebastian, porque siempre vivirás en mi corazón y mi agradecimiento vigente para ti por tantas cosas que compartimos, que me enseñaste, que me regalaste. Tu amistad, tu cariño, tus detalles, tus risas, tu tiempo. Y tú sabes a todo lo que me refiero. Hay amistades que jamás se rompen.

¿Cómo me voy a olvidar de aquellos días cuando me ponías en tu coche tus canciones antes de grabarlas para ver si se me ponía la piel chinita?

DSC0sfd5036

¿Cómo me voy a olvidar de tantas entrevistas, de tantos momentos que compartirmos juntos frente a una cámara y fuera de ella?

¿Cómo me voy a olvidar de nuestras pláticas de ángeles, de meditación, de vida, de tantas y tantas cosas?

Has dejado un legado musical que es eterno, como tú, porque sé que cada una de las personas que tuvimos el privilegio de conocerte como ser humano, más allá del artista y compositor, jamás te olvidaremos.

¿Y tus canciones? son tema aparte, tus temas han enamorado a muchísima gente, a millones de personas en el mundo, nos han puesto la piel chinita, nos han hecho reír también, nos han hecho bailar, nos han calado hondo y nos han hecho preguntarnos: ¿Quién le contó mi vida a Joan Sebastian? porque nos hemos identificado con ellas.

Eres un autor tan versátil que lo mismo escribiste canciones románticas que corta venas, bravías y chuscas, de doble sentido y espirituales, con mensaje y de denuncia, corridos y huapangos, ¡DE TODO! ¡Hasta cantaste en japonés!

Me acuerdo mucho cómo me hablabas de tu admiración a Chava Flores, de tu gran amistad con Don Vicente Fernández, y de cómo nos reíamos con tu manera de manejar el doble sentido y las palabras fuertecitas en tus canciones.

¿Cómo no acordarme de nuestra plática fuera de cámaras sobre la canción “Diséñame” y “Vestido de besos”?

Te hice muchos versos, siempre te los di en propia mano, en esta ocasión el que hoy te hago sé que te llegará de otra manera.

Jamás olvidaré nuestras comidas en tu casa, y nuestras comidas en Las Mañanitas en Cuernavaca, ¿cómo olvidar “aquella” comida memorable en la que también estuvo mi amado José Manuel, tu primer hijo?

Sé que te estás riendo…lo sé. Y que me vuelves a mirar como en aquella comida.

Jamás olvidaré aquel evento de Monitor Latino en Guadalajara que me viste parada en la

puerta del hotel en la madrugada y aunque mi hotel estaba enfrente, me llevaste en tu camioneta y nos quedamos escuchando tus canciones.

Jamás olvidaré todos los detalles que tuviste conmigo, las anécdotas, las pláticas memorables, tu mirada, tu sonrisa, tu sencillez.

¡Cómo te extraño, Joan! extraño esa voz con la que me platicabas tantas cosas tan sabroso, ¡porque ah qué sabroso platicas! y tus poéticas respuestas, tu manera de hablar del amor y esos ojos verde jade que impactaban cuando mirabas de frente.

Cómo recuerdo también aquella entrevista cuando presentaste el disco “Secreto de amor” y lo que me pusiste en la portada.

En aquella conferencia de prensa anunciaste que te habían diagnosticado el cáncer.
Después de la conferencia de prensa nos tocaría a varios entrevistarte frente a frente y fui la última.

Me dio muchísima tristeza ver como en la conferencia en cuanto dijiste lo del cáncer algunos medios se ensañaron haciéndote preguntas MUY FUERTES e HIRIENTES, sin el menor respeto.

Admiré mucho más tu fortaleza, tus huevos. Y esperé pacientemente a entrevistarte cara a cara.

Después de esa entrevista me diste el disco “Secreto de amor” y me lo dedicaste.

Recuerdo las bromas que me hacías por el nextel…jajajajajaja y sigues viviendo en mi corazón y no pagas renta.

Lo que me pediste “aquella vez”, aquel día, el día más triste de toda mi vida lo he cumplido al pie de la letra y así será hasta el último día de mi vida y aún cuando esté en otro plano.

Y sigues estando conmigo en mis noches de bohemia y me sigues poniendo la piel chinita, tú sabes con qué canciones y por qué.

Tu público te mantiene y te mantendrá vigente y eterno porque tu legado musical es como uno de los discos que más te gustaban: el que le produjiste a Vicente Fernández: PARA SIEMPRE.

A JOAN SEBASTIAN
EN SU TERCER ANIVERSARIO LUCTUOSO
13 de Julio 2018

Diséñame una manera
para dejar de extrañarte
no se puede aunque quisiera
pero yo no sé olvidarte.
Me acompañan tus canciones
Para Siempre en mis bohemias
y me llenas de emociones
y de sonrisas eternas.
Tengo un Secreto de amor
que lo compartí contigo
y ya no siento dolor
por siempre serás mi amigo.

Que no se entere la gente
todo lo que me dijiste
vivirás eternamente
con tu música lo hiciste.
Supiste como aguantar
las espinas y las rosas
y también como Llorar
Y las mariposas.
El primer tonto decías ser
y también fuiste Un idiota
y Tatuajes componer
fue una idea maravillosa.
Eso y más podría escribirte
este verso con alcohol
Sangoloteadito decirte
que va Más Allá del Sol.