¡SIEMPRE VIVEN EN MI CORAZON!

Por: Blanca Martínez

Cinco años han pasado desde aquel 9 de Diciembre del 2012 en el que tú, mi Moreno de Ebano, Arturo Rivera Ruiz, partiste al cielo.

Cinco años han pasado desde que mi querida amiga, la diva de la banda, la mariposa de barrio, la gran señora, la dama divina, Jenni Rivera voló al cielo.

Cinco años han pasado desde que Jacob Yebale y su inolvidable sonrisa partieron de este plano.

Mi vida cambió desde aquel 9 de diciembre, mi forma de pensar, me di claramente cuenta, muy dolorosamente, que no sabemos si estaremos aquí mañana, que la vida es muy frágil y que venimos sin nada y nos vamos sin nada. ME QUEDÓ CLARO.

Durante estos cinco años mucha gente ha querido ocupar o pretender ocupar el lugar de Arturo Rivera Ruiz en el área de los RP, las personas que se dedican a manejar la prensa y relaciones públicas de los famosos. Ni se desgasten. ARTURO RIVERA RUIZ, SOLO HAY UNO, podrán escribir sus propias historias, pero no existe el nuevo ARTURO RIVERA, simple y sencillamente NO EXISTE.

La mujer en el género regional mexicano siempre la ha tenido muy difícil, a cinco años de su muerte, JENNI RIVERA sigue siendo la figura más importante del género regional mexicano, no han logrado superarla. Y aún hay cantantillas de quinta que se atreven a decir que son “la nueva Jenni” NO HAY NUEVAS JENNIS, JENNI RIVERA SOLO HAY UNA.

Jacob Yebale y su memorable sonrisa quedarán por siempre grabados en quienes tuvimos el privilegio de conocerlo y quienes tuvimos el privilegio de ser maquilladas por él, por este hombre maravilloso con un carisma especial. Guapo, coqueto, alegre, pícaro. Mi amor, te mando mil millones de besos hasta el cielo.

Mando desde aquí, en este aniversario luctuoso de Jenni Rivera mi respeto y abrazo fuerte a la Familia Rivera, a Chiquis Rivera y sus hermanos.

También me uno a la pena que embarga aún a los J-UNIT, estos maravillosos fans de la diva de la banda que jamás la olvidan, que sufren aún por su partida y la recuerdan siempre.

El 9 de diciembre ya era muy significativo para mí y doloroso también porque ese día, que era el cumpleaños de mi papá, falleció mi abuelita materna, Esther Iglesias. Esa fue la primer muerte que yo experimenté en mi vida.

Luego, como mi papá ya falleció, los 9 de diciembre se volvieron tristes porque mi felicitación de cumpleaños para mi papá la tengo que enviar hasta el cielo y ya no puedo abrazarlo ni decirle cuánto lo amo.

Y desde hace cinco años, el 9 de diciembre es el día que perdí a mis amigos, a mi Moreno de Ebano Arturo Rivera Ruiz, a mi adorada Jenni Rivera y a Jacob Yebale.

Nunca los olvido, siempre están en mi corazón…

¡Cómo me haces falta, Arturo!

¡Jenni, amiga, ¡se te extraña un chingo!

Jacob, baby, te mando beso en la trompita hasta el cielo.

 

  • Nelson Kanzela
  • Junior Klan