“PERDÓNAME” de JAY DE LA CUEVA: la vulnerabilidad hecha canción

El famoso novelista estadounidense Henry Miller, confesó alguna vez que el futuro de la narrativa se encontraba en el ejercicio de lo confesional y autobiográfico, con tal de alcanzar una meta suprema del arte: convertir las experiencias individuales en catarsis universales.

Dicho espíritu se encuentra perfectamente representado en “Perdóname”, el más reciente sencillo de Jay de la Cueva y último promocional antes de la develación de su primer material de larga duración como solista, el cual apunta a convertirse en uno de los trabajos más celebrados del 2024, dada la calidad que el cantautor y multiinstrumentista mexicano ha mostrado a lo largo de su carrera.

“Perdóname” se inscribe dentro de ese escurridizo género conocido como la balada indie pop, que se caracteriza por una base rítmica de corte minimalista, pero cuya fuerza radica en mantener en movimiento constante a la melodía y la instrumentación, que en este caso, recaen en sutiles pero efectivos juegos de guitarra, bajo y piano eléctrico, en un combo que nos deja clara la habilidad de Jay en la ejecución instrumental: cada pieza está perfectamente colocada en su lugar para evocar una sensación de intimidad y confesión.

Al respecto de esto, el propio de la Cueva menciona: “esta es una canción muy personal, pues en ella pude reflejar la incertidumbre y emoción que me genera salir con un proyecto solista. Creo que es uno de los temas donde más expuesto me siento, pues como se puede ver en la letra, tiene un mensaje de vulnerabilidad frente a los otros”. Y añade: “es uno de mis tracks favoritos, así que espero que lo disfruten al igual que el gran video que lo acompaña”.

Como se puede intuir, “Perdóname” necesitaba una pieza visual capaz de retratar lo descrito por Jay. Contrario a lo que podría pensarse, el video no busca la intimidad visual, sino que echa mano de un grupo de bailarinas cuyos atuendos hacen un guiño a la cinta Black Swan, uno de los retratos más intensos de la vulnerabilidad que se vive en el arte.

Este grupo de bailarinas acompaña la interpretación de Jay al piano, para luego dar paso a imágenes de paisajes grandilocuentes, frente a los cuales nuestro protagonista expone su humanidad, como una nueva metáfora de lo que significa vulnerarse ante la grandeza de la vida.

A todo esto, hay que sumar que el próximo 31 de marzo, Jay se estará presentando como parte del Festival Pa’l Norte, por primera vez en vivo como solista, una experiencia que estará marcada por esta mezcla de emoción y nervios que hoy vive el cantante.

Con todo, “Perdóname” se convierte en el aperitivo perfecto para esperar con paciencia el gran festín musical que Jay de la Cueva está a punto de ofrecernos en su nuevo disco. Así que no lo pienses más: siéntate a la mesa y disfruta de “Perdóname”, ya disponible en plataformas digitales.