MAX RICHTER estrena el álbum ‘Voices 2’ y el video icónico de “Prelude 2” por YULIA MAHR, Ganadora del BAFTA

SEGUNDO ÁLBUM DEL PROYECTO PIONERO DE ‘VOICES’ INSPIRADO EN LA DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS

La artista y cineasta ganadora del BAFTA, Yulia Mahr, revela su nuevo video de “Prelude 2”, el tercer sencillo de VOICES 2- de Max Richter, un importante proyecto de grabación inspirado en la Declaración Universal de Derechos Humanos lanzado hoy a través de Decca Records.

VOICES 2 es la segunda parte del proyecto pionero en desarrollo que encarna la aspiración de la Declaración Universal de Derechos Humanos de construir un mundo mejor y más justo. No escuchamos palabras habladas en VOICES 2, solo voces cantadas entre la instrumentación texturizada, a veces ambiental; la música trata menos sobre el mundo que ya conocemos y más sobre la esperanza para el futuro que aún tenemos que escribir.

El video de “Prelude 2” es una respuesta artística a nuestros tiempos turbulentos y destaca la difícil situación de los refugiados. Según las Naciones Unidas, más de 20.000 migrantes y refugiados se han ahogado en los últimos siete años intentando cruzar el Mar Mediterráneo. Muchas personas, incluidas mujeres y niños, perdieron la vida mientras intentaban escapar de la persecución y la pobreza.

La belleza inherente de las imágenes de Mahr contrasta con la dura brutalidad de la guerra y la agitación mundial. La película también es una metáfora de la sensación de ahogamiento que sienten las personas cuando están abrumadas. A pesar de su estado de ánimo sombrío, la positividad se extiende por todas partes: una sensación de potencial en un futuro aún no escrito, con una generación emergente más joven y activista.

Yulia Mahr dijo: “Cuando era pequeña, casi me ahogo, fui salvada en el último momento por mi madre. Todavía recuerdo la sensación vívidamente: era brumosa y soñadora y los segundos pasaban en cámara lenta. No estaba entrando en pánico, pero fue totalmente abrumador, una sensación de desarrollo inevitable. Intenté traer algo del recuerdo de esos momentos a este video, y mi propio sentido del poder de eso, en yuxtaposición al líquido amniótico que nos da vida”.

Los temas de gran alcance del humanitarismo que recorren VOICES y el sencillo “Prelude 2” fueron sabidos por la propia educación de Yulia. Nació en Hungría. En ese momento, bajo el comunismo, la mayoría de las mujeres tenían que trabajar, por lo que Yulia, en esos primeros años, fue criada en gran parte por su abuela.

Su abuela había sido traductora simultánea en cinco idiomas. Ella misma, refugiada durante la Segunda Guerra Mundial, que escapó a Chile, había trabajado y se hizo amiga de Allende, Neruda y el Che Guevara. Crió a Yulia en Budapest y su profundo humanitarismo y calidez alimentaron la inspiración para VOICES.

Cuando Yulia tenía siete años, ella y su madre huyeron de Budapest. Llegaron al Reino Unido. Su madre, con la intención de obtener una educación universitaria, cursó esos estudios superiors a mediados de sus treinta años. Encontraron un lugar para vivir respondiendo a un anuncio en Time Out dirigido a una madre soltera que fuese refugiada o migrante y que necesitara un lugar para vivir.

Ella explica: “Nací en Hungría en un momento en que era un país comunista. Tengo recuerdos tan vívidos de nuestra calle, donde los edificios todavía estaban salpicados de agujeros de bala de la revolución del 56, y algunos todavía estaban en ruinas por la Segunda Guerra Mundial.

En aquellos días, a cada persona se le asignaba una cierta cantidad predeterminada de espacio vital, por lo que cada apartamento contenía a varias generaciones o, a veces, incluso familias diferentes. Viví con mi bisabuelo, mi abuela, tías, padre y madre en tres habitaciones.

Mi abuela huyó de la persecución de los nazis a la seguridad de Chile durante 20 años, por lo que en los confines de nuestro departamento me criaron con historias de fuga, persecución, comunidad y esperanza. Mi abuela siguió siendo humanitaria durante toda su vida, ayudando a los refugiados y siendo parte de un movimiento internacional por la paz.

Al final, mi propia historia enrevesada nos vio a mi madre y a mí replicando las migraciones a gran escala del siglo XX y llegué al Reino Unido, sola, confundida y desesperada por tener seguridad.

Si bien rara vez pude ver a mi abuela después de eso, su espíritu nunca me ha abandonado y es este espíritu el que influyó la concepción y la escritura de VOICES.

www.losabelardos.com